Libro: Juego de tronos (Geroge R.R. Martin)

Hace unos días terminé de leerme un libro que me habían recomendado varias personas. Su nombre es Juego de Tronos y es el primer libro de la serie Canción de Hielo y Fuego, de George R.R. Martin. La serie es del género fantástico ambientada en un mundo muy parecido a la Edad Media europea, con reyes, casas medievales, torneos, castillos y unos toques sutiles de magia. Todo rodeado de grandes intrigas políticas y luchas y rencillas entre casas y familias. Sigue leyendo para desgranar esta gran obra.

En este primer tomo, el autor nos presenta el mundo que ha creado, las distintas casas y los personajes principales, los pueblos que moran el mundo, la geografía y el clima, que parece que en libros sucesivos puede tener un papel importante. Se nos plantea un reino regido por el Rey Robert Baratheon, que subió al trono después de una guerra en la que se destronó a Aerys II Targaryen. Al poco de leer, nos damos cuenta de que hay rencillas en el reino que amenazan la paz establecida, hasta que una serie de acontecimientos (no quiero desvelar dichos acontecimientos para no estropear la lectura de la obra) provocan que dicha paz se tambalee. Ningún personaje es imprescindible y los giros de argumento son enormes. Sin duda, George Martin no tiene piedad a la hora de desarrollar la historia, de la misma forma que los hombres no la han tenido a la hora de esculpir la Historia.

Lo más interesante de la obra puede que sea la capacidad del autor para entrelazar muchas historias, de ponerse en la piel de todos los diferentes personajes y narrar por medio de los ojos de cada uno de ellos una historia común, mientras él queda completamente al margen, como un mero narrador imparcial. Las intrigas, conjuras políticas, el honor de la familia y los intereses personales vuelan a lo largo de las páginas y capítulos sumergiendo al lector en una adictiva lectura y provocando que se posicione y cambie de parecer y de posición, se sorprenda enormemente con los giros de guión y termine comprendiendo a cada uno de los personajes.

El estilo de escritura es ligero, sencillo, no muy elaborado ni denso, pues lo que realmente vale la pena es el argumento, no la calidad literaria de la obra en cuanto a la forma. Si se aguanta la lectura hasta la mitad del libro con interés, que es la duración de la presentación del universo creado por George Martin, recomiendo conseguir rápidamente el segundo tomo, pues el final del primero, como una película de Hollywood, te hace desear la lectura del siguiente, al quedar la trama en el punto más álgido de todo el libro, en el comienzo de la verdadera trama de la serie. Quizá se eche en falta únicamente una apuesta más clara y más fuerte por universo propio, surgido de la mente del artista y no limitarse a trasladar el medievo europeo a un mundo fantástico y añadir ligeros aunque razonables toques de magia y bestias fantásticas.

Finalmente, comentar con brevedad la decepcionante edición que se ha hecho de una obra que se merece un trato un poco más cuidado. La editorial de la librería Gigamesh hace un flaco favor al no hacer una última lectura de la traducción y, por lo tanto, no corregir las innumerables faltas de ortografía (ausencias de tildes, pero faltas de ortografía al fin y al cabo), que impiden disfrutar de esta gran obra en todo su esplendor. No vale con pasar el corrector ortográfico automático.

Sin duda una lectura imprescindible para los que gusten de la lectura de literatura fantástica. Como siempre, te invito a que comentes tu impresión acerca del libro o la crítica que acabas de leer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *