7 medidas necesarias para proteger e impulsar la Sociedad del Conocimiento en beneficio de todos (todos de verdad)

Me pasan no hace mucho, por una lista de distribución del Partido Pirata, un artículo/manifiesto muy interesante escrito por EXGAE y que me invita a reflexionar y a escribir a cerca de todo el tema de lo que podríamos llamar “copias culturales” (lo que los interesados llaman, intencionadamente, piratería), del cual recomiendo encarecidamente su lectura y comentario, y que termina con 7 medidas necesarias y urgentes para proteger e impulsar la sociedad del conocimiento en beneficio de todos (todos de verdad ;)). Para verlas y leer mi reflexión al respecto, sigue leyendo.

  1. Considerar cualquier recorte a las redes de intercambio de archivos (redes P2P) como un acto de oscurantismo y un atentado contra los derechos democráticos fundamentales garantizados por nuestra constitución y por innumerables tratados internacionales que el estado español ha ratificado. Nuestros derechos al conocimiento, al aprendizaje, al acceso a la cultura y a la libertad de expresión se verían gravemente socavados si se limitaran las herramientas de las que dispone actualmente la sociedad.
  2. Que las entidades de gestión pasen a ser lo que son: entidades privadas que gestionan SÓLO Y EXCLUSIVAMENTE las “cuentas” de sus socios o sea los derechos de explotación de una parte de los artistas. Que, como toda entidad privada, se permita la libre competencia y que bajo ningún concepto se consienta que entidades privadas hurguen en la privacidad y en los bolsillos de los ciudadanos y menos que se utilicen bienes y suelo público para sus beneficios privados (véase entre miles el ejemplo de la Torre de la Música de Valencia).
  3. Que los creadores sean pagados de forma equitativa sean o no socios de entidades de gestión. Que los artistas cobren, si así lo desean, principalmente por su creación y no por la explotación que genera.
  4. Abolición inmediata del canon digital, impuesto que sanciona indiscriminadamente la ciudadanía en nombre de la “compensación” a la creación por un delito que no es tal, cuando, en realidad, es recaudado en beneficio de pocas personas privadas que raras veces son creadores y menos de algo que esté relacionado con la Cultura. Pagar por ser sospechoso es propio de las dictaduras.
  5. Que una obra pase a ser de Dominio Público en unos plazos beneficiosos para la creación y la sociedad. Permitir que más de una generación viva del trabajo de alguien, es un forma de fomentar el parasitismo y el estancamiento creativo, desactivando la reinversión y más considerando que una medida pensada para favorecer a las personas en realidad beneficia principalmente grandes multinacionales que desvirtúan la creación primigenia. Pedimos el paso al dominio público en un periodo tiempo razonable, dependiendo del tipo de creación, con un máximo de 30 años.
  6. Defender el “derecho a cita” como vehículo de crecimiento democrático de la sociedad de la información.
  7. Eliminar el concepto de “lucro cesante” en todo lo que concierne a la producción cultural.

Lo cierto es que, después de leer el artículo y reflexionar un poco sobre él, el único motivo que se me ocurre para que los gobiernos, sobre todo los más poderosos, se opongan tan empedernidamente a la difusión libre del conocimiento, sea del tipo que sea, y que perpetúen la protección sobre la “propiedad intelectual” (una idea no puede poseerse de la misma manera que se puede poseer un objeto) es que pretendan continuar con su poder sobre la tecnología, la ciencia, la medicina o las ideas que se transmiten por medio del arte para controlar el pensamiento de la “plebe”. Ni que decir tiene que aquí anulo radicalmente la “versión oficial”, que dice que los autores de las obras artísticas e intelectuales están dejando de beneficiarse económicamente de ellas (la argumentación de este punto se encuentra en el escrito de EXGAE enlazado arriba).

Si, además, le añadimos los movimientos que el G8 parece dar en este tema, no puedo sino confirmar mis sospechas, porque estos “poderosos” no van a estas reuniones a buscar soluciones a los problemas del mundo, como han demostrado en repetidas ocasiones con todas sus promesas incumplidas, sino a buscar la forma de aparentar que buscan solucionar los problemas del mundo, mientras en realidad buscan la forma de perpetuar su poder. Recordemos que, desde la herencia famliar de reinos y títulos, pasando por la de las grandes fortunas (las herencias están pensadas para las grandes fortunas, no para las posesiones de los humildes), las leyes a medida, o algunas discriminaciones, muchos de nuestros sistemas están pensados para perpetuar el poder de unos sobre otros, según los criterios que aquéllos impongan.

Así pues, Internet es un elemento que se les escapa de las manos, razón por la cual intentan por todos los medio controlarlo. Tenemos el ejemplo del Ministro cubano de Exteriores, que quería supeditar Internet a una “institución multilateral y democrática”. Por eso, cada día más, el compartir se hace algo necesario y liberador para cualquier persona de bien. Nuestras estructuras económicas no se resentirán. Muy al contrario, si lo manejamos bien, se harán más justas e igualitarias, aquéllo que los poderosos no consiguen solucionar.

Por cierto, que no soy el único que piensa esto. Poco después de escribir estas líneas y de programar la noticia, hace unos días, he encontrado esta entrada de Enrique Dans, que la reflexiona sobre estos recortes de libertad, atribuyéndoses al neo-ludismo.

Como ultimo apunte, y para relacionar esta noticia también con la Responsabilidad Social Personal, comentar que lo que no podemos hacer es quejarnos y llorar desde nuestro sillón, mientras nos van mutilando derechos. Tenemos que salir ahí fuera e informar a los demás de estas situaciones, porque les afectan.

En fin, yo ya estoy comenzando a defenderme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *