La DGT no está preparada para informar en caso de complicaciones

El viernes pasado, gran parte de España sufrió grandes complicaciones por culpa de las grandes y generalizadas nevadas que tuvieron lugar por todo el país. Tanto es así, que en Madrid llegó a haber, en plena hora punta, 390 Km de atascos y se cortaron carreteras tan importantes como la M-45, la A-1 ó la a A-2.

Por todos es sabido que en España no estamos acostumbrados a este tipo de condiciones climatológicas. En la mayoría de los países situados al norte de los Pirineos, se partirían de risa viéndonos uno de estos días. Hace pocos años, hubo otra nevada que hizo que miles de personas se pasaran unas buenas horas parados en el la Autovía de Burgos. Los sucesivos Gobiernos no ponen los medios suficientes para solucionar estas incidencias extraordinarias que se producen casi todos los años.

Sin embargo, cuando se producen este tipo de situaciones extraordinarias, que desbordan las capacidades normales de las Administraciones, cada responsable de cada servicio público debe tratar de que su servicio siga pudiendo ser utilizado, con lo que el conjunto, seguramente obtenga una usabilidad aceptable. En concreto, quiero hablar del extraordinariamente mal servicio que dio la página web de la Dirección General de Tráfico que, lejos de resultar de ayuda por ser el lugar de referencia para informarse sobre el tráfico, no pudo más que colapsarse y, en el mejor de los casos, presentar una información atrasada.

Este servicio, que es precisamente en estas situaciones cuando adquiere su gran valor, mostrando prácticamente en tiempo real las incidencias en la circulación y las imágenes de las cámaras que hay instaladas en muchos puntos de las principales carreteras, estaba colapsado. Algo que se podría solucionar, con un contrato con la empresa que provee los servicios de alojamiento que permita responder ante situaciones como la del viernes, de extrema demanda (que conste que no deber ser tan sencillo como parece, pero no soy técnico en la materia, aunque sé que es posible). Es inaceptable, para un país que se considera a sí mismo desarrollado y que dice estar inmerso en la Sociedad de la Información o en la Era de la Tecnología la mala respuesta de las administraciones públicas en situaciones críticas que no permitan a los ciudadanos informarse siquiera de qué camino escoger para volver a su casa y no quedarse atascados en la nieve.

Una auténtica vergüenza. He tratado de ponerme en contacto con el webmaster de dgt.es y la página que aparece en http://dgt.es/portal/es/contacto/ da el siguiente mensaje: “Esta sección no está disponible en estos momentos. Disculpen las molestias“. En cuanto esté operativa, les enviaré un correo quejándome por este asunto.

Campaña contra las medidas “antipopulares” del Ministro de Cultura

Sé que hace tiempo que no escribo, pero hay cosas importantes que requieren mi atención, a parte de este modestísimo blog (entre ellas, las fiestas navideñas). Así que, aprovecho esta entrada, en vez de escribir otra, para desear un muy feliz año 2009 a todos los lectores y espero que hayáis descansado los que hayáis tenido vacaciones y que todos hayáis tenido las mejores navidades posibles.

Entrando en el tema que ocupa esta entrada, desde el Partido Pirata estamos comenzando a organizar movilizaciones con todas las asociaciones que podemos con la intención de, por una parte, tratar de conseguir un cierto nivel de unión entre todas estas organizaciones “pro-acceso a la cultura” y “anti-cerrojo cultural e informativo” españolas, que, desde mis deseos personales, debería desembocar en una especie de grupo de presión o lobby pro-cultura libre, en contra del enorme lobby de las entidades de gestión y empresas de contenidos (donde, ojo, no incluyo a los autores decentes).

Dichas movilizaciones están enfocadas a responder contra estas medidas antipopulares. Sin embargo, tenemos que tener en cuenta un factor que se ha colado casi sin hacerse notar y que es que, para poder llevar a cabo estas “medidas antipopulares”, de buen seguro, el Ministerio de “Cultura” y el lobby pro-copyright necesitarán la colaboración activa de los proveedores de acceso a Internet (ISP). Por este motivo, antes de que estas medidas se plasmen en ningún tipo de preacuerdo, queremos que los clientes, que son, en el fondo, quien tiene, en su conjunto, el poder de hacer que un ISP gane o pierda dinero, los que les adviertan de que su apoyo no es incondicional y que dejará de contratar sus servicios en caso de que hagan su genuflexión ante el Gobierno, vendido a los intereses de cuatro ricos y mentirosos.

Por todo ello pedimos, desde esta entada en el blog del Partido Pirata, que escribáis a vuestro ISP y le informéis de vuestra intención de abandonar sus servicios en caso de que accedan a analizar, priorizar o filtrar el tráfico de vuestras comunicaciones, acabando con la neutralidad de la Red en España. Es importante que respondamos en bloque, porque ya está bien de hacer lo que les da la gana y no hacer caso a los usuarios ni a los ciudadanos. Se tienen que dar cuenta de que no nos vamos a quedar callados viendo cómo nos limitan derechos tan básicos como el de acceso libre a la información y a la cultura. ¿Cuál será el siguiente paso, impedir ver páginas y canales extranjeros como en China?

Visitar esta entrada del blog del Partido Pirata para saber más acerca de estas medidas antipopulares de César Antonio Molina.