Nuevo capítulo de vergüenza de la DGT

El año pasado ya me quejé de ello y el asunto prácticamente no tuvo repercusión en los medios, al menos que yo viera. En estos momentos, con todas las Comunidades Autónomas salvo Canarias en alerta por el temporal de frío y las nevadas, viendo por mi ventana en Madrid capital una estampa blanca como no he visto en mi vida, el servidor de la DGT está prácticamente colapsado y tiene que reducir sus funcionalidades, precisamente, en el momento en el que más se necesitan.

Al menos, hay que reconocer que esta vez, en vez de directamente colapsarse la página, reducen las funcionalidades de la misma y permiten hacer consultas más básicas.

De un año para otro, la DGT no ha aprendido y su servicio informático parece no haberse preocupado, en todo un año, por solucionar el problema con los picos de visitas. Ah, y no podemos quejarnos, porque, al igual que hace un año, siguen dar la posibilidad de que se les contacte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *