Murcia, el 25% de paro, la desmotivación y el círculo vicioso

Hace unas semanas, hablaba con una persona de Murcia, que me contaba que hay una tasa de paro del 25% en esa provincia, frente al, entonces, 19% en el país. Hace unos días estuve en Murcia de vacaciones; y he podido comprender, en cierta manera, por qué una provincia con tanto turismo como esta tiene que soportar una tasa de paro de este calibre.

Como estaba de vacaciones, mis comidas eran principalmente en restaurantes. De las cuatro veces que salí a comer o cenar, tan sólo en una ocasión, los camareros se portaron con auténtica profesionalidad, en vez de dar la impresión de estar haciendo trabajos forzados. En las otras tres ocasiones, todo eran miradas de cansancio, resoplidos, quejas por pedir más platos, equivocaciones, tardanzas… Mientras que en la hostelería, al menos en la española, lo habitual es encontrarse con todo lo contrario; camareros rápidos sirviendo para desalojar y sentar nuevos comensales, comentarios que te hacen probar más platos, chistes y gracias varias que te alegran la comida y te animan a volver… Y, en tiempos de crisis, este trato es mucho más importante, pues supone un aumento en las ventas y la posibilidad de repetir en el restaurante para otro día en el mismo periodo vacacional o en otro, además de recomendaciones a amigos.

Lo que quiero decir es que, me dio la impresión de que hay una situación de cansancio, de desabatimiento, de hastío en los profesionales de una de las principales industrias de la provincia, lo que provoca un círculo vicioso, reduciendo la calidad del servicio, lo que hace que se reduzcan las ventas, lo que hace que se reduzcan los empleos, lo que hace que se reduzca la moral de los empleados. Y salir de ese círculo vicioso es difícil si no hay gente que sea suficientemente valiente y que apueste por su negocio.

Un comentario en “Murcia, el 25% de paro, la desmotivación y el círculo vicioso”

  1. Hola buanas, ante todo, lo primero que quiero es felicitar al Master por crear de la nada un espacio de información dual, atnto que viene como que vá.

    En lo referente al post arriba redactado, sólo puedo hablar de mi corta relación con la hosteleria en carnes propias, de trabajar en un bar de mala muerte, a realizar labores enriquecedoras en otros establecimientos de mayor nombre publicitario, que no siempre relacionado con la calidad pagada.

    Uno de los problemas que nos arrecia en estos tiempos es la falta de profesionalidad en TODAS las ramas laborales, en especial el turismo, en el cual todos tenemos un vago concepto de su desarrollo profesional. Y a cuantos no se nos ha ocurrido en cierto momento el ponernos a servir copas para sacar un dinerito… De ahí la mayor de las degeneraciones, un puesto de trabajo no estable, con jornadas interminables, mal pagadas… Podría enumerar unas cuantas más. Desde que tomé contacto con la hostelería me encontré con un trabajo para el cual no estaba cualificado, más tarde tuve la oportunidad de formarme adecuadamente para este trabajo, realizando una FP. Podriamos contar con los dedos de una mano los camareros titulados en este pais, ya que el resto habitan aguas internacionales navegando en bonitos cruceros.

    No me quiero alargar mucho más, ya que estoy trabajando, en mi cuarto reciclaje laboral…. ( por algo será ) Sólo añadir que mientras este pais de sol y playas, que no tenemos nada más para el turista que siempre viene, nos interesa abrir el local de playa sólo 6 meses al año, el resto a recoger la fruta madura brindada por subvenciones europeas, malversadas y mal utilizadas.

    Ánimo para los pocos profesionales que hay, seguid así.

    Saludo de Nacho a Nacho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *