La coherencia y los impuestos

Esta mañana, escuchaba la radio y han comentado la noticia de que un descendiente del dicatador Franco, está siendo investigado por estafar a Hacienda. Rápidamente, me he acordado de una idea que ya apuntaba en mi anterior entrada ¿Por qué en España no creemos en nosotros mismos?, hablando de nacionalismo español y de ser consecuentes con las acciones que se hacen. Precisamente, una de las acciones que creo que cualquier persona medianamente orgullosa de su país de be hacer es colaborar en la medida de lo posible con éste. Y eso implica pagar religiosamente los impuestos. Sin embargo, esos grandes empresarios y capitalistas que tanto se vanaglorian delorgullo nacional y que dicen Es-pa-ña, saboreando cada una de las sílabas son, en realidad, los que evaden impuestos, se llevan sus fortunas a paraísos fiscales, maquillan las cuentas de sus empresas a la hora de declarar beneficios, etc. etc. etc.

Si llegar a esos extremos, económicos y delictivos, el españolito de a pié también hace (hacemos) sus pinitos a la hora de ahorrarse unos duros y no pagar impuestos, que son para todos. Cuando hacemos una obra o una reforma en nuestra vivienda, poca gente paga los premisos de obra y un buen número pregunta al obrero si le puede facturar menos de lo que le paga, para reducir el importe del IVA, por ejemplo. Eso sí, luego nadie quiere pagar un peaje, ni que le cobren por aparcar en su barrio y todos queremos que la Seguridad Social sea gratuita, tener un buen paro, infraestructuras…

En resumen, coherencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *