Resumen de la #redada

Os resumo lo que ocurrió ayer en #redada. En principio, mi idea era no decir desde el principio que venía de un partido político, por aquello de que a alguien le puede cohibir. Sobre todo, me dediqué a escuchar, anotando los puntos más interesantes de lo que se habló, con la idea de vayan directamente al programa electoral de PIRATA.

Primero, decir que había muchísima gente. Yo esperaba ver unas 15-20 personas y creo que pudimos ser fácilmente 40 ó 50, que me parece un número muy respetable. Y había paridad de sexos. A destacar la presencia de Antonio Delgado (organizador/convocante), Javier de la Cueva, Pablo Soto y más gente de la blogosfera con cierto nombre. El caso es que había gente con bastante importancia y, como dijo Pablo Soto, un buen montón de followers y, por lo tanto, capacidad de convocatoria y de difusión.

Antonio Delgado explicó lo que es la Neutralidad de la Red y se abrió una duda de preguntas acerca del término. Nadie las tuvo, por lo que parecía que todos los que estábamos allí teníamos bastante claro de qué hablábamos. La gente estaba ansiosa por comentar el tema, más que por aclararlo y, sobre todo, de organizarse para ponerse a luchar en contra de esta agresión. Quedó muy claro que Internet nació como neutral y el problema se ha generado a raíz de que los ISP quieren eliminar, nuevamente, esa neutralidad, para tener ellos el control; a lo que se suman intereses de políticos que quieren controlar al pueblo y las empresas de contenidos culturales, armándose el follón. Se puso como modelo la ley chilena sobre Neutralidad de la Red y se criticó la Ley Sinde. Se habló de crear una lista para seguir la comunicación, empezar a crear una campaña de información y de la necesidad de crear titulares en los medios tradicionales para que los políticos profesionales tengan en cuenta el movimiento. También se dijo que en España parece haber una gran dificultad para movilizar al personal si no es por la prensa rosa. Se habló de varias vías de actuación: envío de correos a políticos, Iniciativa Legislativa Popular, crear un partido político nuevo o apoyar al Partido Pirata o al Partido de Internet, entre otros. Se convino que todo suma y que todo ayuda.

Ya están dándose los siguientes pasos de la #redada y hay más resúmenes e impresiones por la Red.

Como véis, fue una primera reunión, en la que nos encontramos gente con ganas de hacer algo y creo que puede salir un movimiento ciudadano muy interesante. Respecto a PIRATA, repartí unas cuantas tarjetas a personas que creo muy interesantes. Mi idea era repartir una a cada uno, pero me desbordó el número de personas que fue, así que repartí a los que ví más activos y a los que se identificaron como periodistas. Creo que la acogida fue buena, aunque volvieron a criticar el nombre.

P.D.: El sitio (Tipos Infames) está genial. Es una librería/vinoteca en la que te puedes tomar vinos, cervezas, etc. mientras compras libros y en el piso de abajo tienen una sala para exposiciones y charlas muy buena. No ponen música, por lo que está muy bien para charlar. Al estar en Tribunal, es muy buena zona en cuanto a comunicaciones y tiene ambiente al rededor, para cuando cierren, que es prontito.

5 comentarios en “Resumen de la #redada”

  1. Envidio a la gente, ya no con inciativa, sino con voluntad de seguir su iniciativa.
    Yo soy demasiado cómodo y desorganizado, y aunque me gusta seguir este tipo de movimientos, no veo como modificar mi rutina actual para actuar en movimientos de este tipo.
    A veces pienso en que aún siendo como los humanos en Wall-E, deberíamos plantearnos una manera cómoda de jugar en el tablero donde se mueven con soltura nuestros políticos y grandes empresarios: en el de mover la maraña de derechos y métodos a su alcance para modificar a su antojo leyes y normativas que afectan al grueso de ciudadanos.
    He dado muchas vueltas al derecho constitucional:
    “3. Una Ley orgánica regulará las formas de ejercicio y requisitos de la iniciativa popular para la presentación de proposiciones de Ley. En todo caso se exigirán no menos de 500.000 firmas acreditadas. No procederá dicha iniciativa en materias propias de Ley orgánica, tributarias o de carácter internacional, ni en lo relativo a la prerrogativa de gracia.”
    y como usarlo con comodidad y fuerza. No pretendiendo que acabe siendo un método regular de proposición a debate de cualquier cosa, pero sí un método con el cual dar un toque de atención a los que dan por aniquilada la voz popular, de que estamos ahí y de que podemos llevar a debate QUALQUIER tema si involucramos las suficientes firmas.

  2. ¿Como promoverlo fácil? bien, habría que investigar más, pero creo que las nuevas tecnologías deben poner este derecho a golpe de clic, sin necesidad de que decenas de voluntarios pateen las calles.
    Cualquier iniciativa debe ser capaz de recabar firmas electrónicas de todo aquel que quiera mostrar su apoyo. Creo que la popularización de los certificados digitales y la firma electrónica (ya sea mediante FNMT, DNI-e o cualquier otro oficialmente reconocido) son la plataforma IDEAL para crear una estructura robusta de participación ciudadana. Si estos avances suponen ventajas para nuestra administración y gobernantes, deben suponer ventajas también a la hora de ejercer nuestros derechos.
    Incluso, que todo el mundo pueda firmar digitalmente un manifiesto haciendo constar de manera inequívoca su apoyo al mismo, debería ser un procedimiento a día de hoy tan sencillo o más que ir a votar en cualquier jornada de elecciones.
    Mostrar nuestra voz ante nuestro municipio o ante nuestros gobernantes a nivel nacional es un derecho y las nuevas tecnologías pueden ponerlo delante de nuestras narices mientras estamos sentados en el sillón votando noticias de meneame.

    1. Efectivamente, Kike, la Uniciativa Legislativa Popular es una herramienta que debe ser utilizada para iniciar debates parlamentarios que interesan a los ciudadanos. Sin embargo, tiene varios problemas; por un lado, la gran dificultad para poderla presentar. He visto la cantidad de trabajo que genera y es bestial. El poder firmar digitalmente ayuda, pero no soluciona el problema al 100%. Al final, habrá que hacer “trabajo de campo”. Por otro lado, el Congreso puede pasar perfectamente de la ILP y dejarla en el limbo de las leyes, o bien desestimarla a la primera de cambio, con lo que todo el trabajo se habrá ido al traste. Y, en el caso de que la proposición de ley prospere, puede ser aprobada con modificaciones sustanciales. En realidad, lo necesario es participar en el propio sistema, con partidos que realmente escuchen a los ciudadanos. En los últimos años han surgido muchos: Partido Pirata, Partido de Internet, Wikipartido… Yo te recomendaría, para ir empezando, que te suscribas a alguna de las lisatas abiertas de estos partidos y vayas viendo la forma de actuar que tenemos. Al final, si te interesa realmente, sacarás el tiempo necesario y dedicarás el tiempo que tengas disponible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *