Murcia, el 25% de paro, la desmotivación y el círculo vicioso

Hace unas semanas, hablaba con una persona de Murcia, que me contaba que hay una tasa de paro del 25% en esa provincia, frente al, entonces, 19% en el país. Hace unos días estuve en Murcia de vacaciones; y he podido comprender, en cierta manera, por qué una provincia con tanto turismo como esta tiene que soportar una tasa de paro de este calibre.

Como estaba de vacaciones, mis comidas eran principalmente en restaurantes. De las cuatro veces que salí a comer o cenar, tan sólo en una ocasión, los camareros se portaron con auténtica profesionalidad, en vez de dar la impresión de estar haciendo trabajos forzados. En las otras tres ocasiones, todo eran miradas de cansancio, resoplidos, quejas por pedir más platos, equivocaciones, tardanzas… Mientras que en la hostelería, al menos en la española, lo habitual es encontrarse con todo lo contrario; camareros rápidos sirviendo para desalojar y sentar nuevos comensales, comentarios que te hacen probar más platos, chistes y gracias varias que te alegran la comida y te animan a volver… Y, en tiempos de crisis, este trato es mucho más importante, pues supone un aumento en las ventas y la posibilidad de repetir en el restaurante para otro día en el mismo periodo vacacional o en otro, además de recomendaciones a amigos.

Lo que quiero decir es que, me dio la impresión de que hay una situación de cansancio, de desabatimiento, de hastío en los profesionales de una de las principales industrias de la provincia, lo que provoca un círculo vicioso, reduciendo la calidad del servicio, lo que hace que se reduzcan las ventas, lo que hace que se reduzcan los empleos, lo que hace que se reduzca la moral de los empleados. Y salir de ese círculo vicioso es difícil si no hay gente que sea suficientemente valiente y que apueste por su negocio.

¿Contratarías un servicio de back-up low-cost por 3€/mes?

Tengo en mente un nuevo proyecto para una posible empresa. Se trataría de ofrecer un servicio de copia de seguridad (back-up) en línea a bajo coste. Vendría a costar unos 2 – 3 € al mes por unos 10 GB de espacio. En un principio, estaría dirigido, sobre todo, a usuarios no expertos que quieran tener sus archivos a buen recaudo. En caso de que se perdiera la información copiada, se ofrecería la posibilidad de enviarla a casa del cliente copiada en DVD, pen-drive USB o un Disco Duro, por poco más de lo que costaría propio el soporte.

En un futuro habría otros servicios, como asistencia técnica y similares.

La cuestión es: ¿crees útil el servicio? ¿Lo contratarías? ¿Qué echas de menos en el servicio? ¿El precio te parece acertado?

Flexibilización del mercado laboral y la incompetencia de la clase política española

Recientemente he estado en un seminario de creación de empresas low cost. Básicamente, explicaban en hora y media (uf) cómo modificar un presupuesto económico para la creación de una empresa, en vez de siguiendo el modelo “tradicional”, siguiendo una filosofía de “bajo coste”. Esto no quiere decir que el servicio que se vaya a dar sea de menor calidad que el que daría una empresa “tradicional”, sino que se basa en el empleo técnicas para trasladar la mayor cantidad posible de los costes fijos a costes variables, lo que te permite tener un mayor margen de maniobra. Personalmente, creo que esta filosofía tiene mucho futuro y muchos grandes empresarios deberían, al menos, prestarle atención y dedicarle un rato de pensamiento.

Como cualquiera que se ha preocupado un poco en ver las cuentas de una empresa habrá podido constatar, los costes de mano de obra suponen una cantidad fija muy grande respecto a los del resto de la organización. Es por ello que a los empresarios les gustan tanto los contratos temporales y los de obra y servicio, o métodos tales como obligar a los empleados a trabajar como autónomos, aunque la diferencia práctica sea nula y, sobre todo, la razón por la que en los últimos años las ETT se han hecho de oro.

Por otra parte, recuerdo cuando empecé a trabajar en una empresa muy importante y conocida en el mundo industrial y del consumidor final, que utilizaban la técnica de tener “colaboradores” autónomos que trabajaban como si fueran empleados normales (algo muy común en muchísimas empresas en España en los años previos a la crisis y que muchas veces es ilegal). Al principio, cuando empezaba mi vida profesional, me parecía una aberración, pues supone una diferenciación entre unos trabajadores y otros y, sobre todo, que los autónomos se encuentran en una situación más precaria y peligrosa. Sin embargo, mi visión cambió ligeramente cuando yo estuve trabajando de esta forma y vislumbré una posible oportunidad, pues el trabajar de autónomo, o crear tu propia pequeña empresa de servicios comerciales, de consultoría, etc. te ofrece una enorme flexibilidad tienes las capacidades y las agallas suficientes para trabajar duro y con varios clientes, diversificando todo lo posible tus ingresos, con lo que éstos se incrementan y no dependes de que la Dirección de la Empresa que te ha contratado sea una inepta e incapaz de dirigir en tiempos de crisis como pasa en muchísimos casos.

Finalmente, tenemos las amenazas y peticiones para modificar y flexibilizar el mercado laboral español, reduciendo los costes de despido. Esto es visto por todos los defensores de los derechos de los trabajadores como una amenaza y una precarización de la situación laboral en España, lo cual, como todo en esta vida, es cierto a medias. La flexibilización del mercado laboral supone un peligro para los trabajadores menos eficientes y rentables, porque las empresas de desharán de ellos más facilmente (es cierto que estos trabajadores serán más difícilmente contratados de nuevo, debido a su bajo rendimiento, falta de formación y estancamiento y necesitarán una protección social si el Estado no quiere que terminen pasando al “lado oscuro” por necesidad). Sin embargo, por otro lado, si se flaxibilizara el mercado laboral y la clase empresarial española fuera suficientemente responsable y seria, incentivaría la contratación (en peores condiciones, eso sí), que es algo delo que yo, por mi experiencia, me permito poner en duda, pues un empresario español prefiere dar una vuelta de rosca más a un trabajador, bajo la sombra o la amenaza del despido, que contratar a otro, pensando que así saca mayor rendimiento del que ya tiene, lo cual podemos ver, fuera y dentro de nuestro país, que no es cierto.

Con todo esto en mente y, dado que nuestra clase política actual es incapaz de sacar algo de provecho de los agentes sociales y como pasa con todo, será el propio mercado el que tienda a autoregularse, de forma que, el modelo descrito en el seminario de creación de empresas low cost, unido a la oportunidad que comentaba había visto en el inicio de mi vida laboral, puede suponer una alternativa real, para los empresarios y trabajadores con capacidad de ver la vida de una forma innovadora y con suficiente valor y ganas de trabajar y hacer las cosas por sí mismos. Como todos los cambios, no es sencillo, pero siempre es intersante planteárselo.

Cómo: Incluir un foro en Google Sites

Siguiendo con el desarrollo de la página Madrid en mal estado y haciendo caso a la sugerencia de algunos amigos que han estado probando la página, he decidido hacerla un poco más participativa, añadiendo un foro para cada una de las secciones. La forma en la que estaba hecho antes no me gustaba, porque era muy poco eficiente, pues había que añadir cada uno de los puntos, sólo lo podía hacer yo, o alguien con cuenta en Google Sites a quien le diera permisos. Sin contar que el enlace que introducía para ver dónde está el punto en mal estado, enlazaba directamente a Google Maps, sin pasar por la página y sin que yo, por lo tanto, pudiera mostrar mi publicidad, pues no he encontrado forma de enlazar Google Ad Sense con Google Maps.

Así pues, he abierto un foro de nabble, que es completamente gratuito y embebible en otros sitios. La forma de incluirlo en una página en Google Sites es insertar un widget llamado “iframe” y poner la URL del foro o de la sección del foro que se quiere que aparezca en la página. Y todo ello, sin escribir una sola línea de código.

Practicando con Google Ad Sense

Hoy por hoy, si quieres ganar dinero en Internet, una de las más comunes, por sencilla y extendida, es mediante la inclusión de anuncios contextuales de Google. Esto se hace con el servicio Google Ad Sense. Como mis principales ideas empresariales están orientadas hacia Internet y una de las formas de obtener ingresos en esas páginas sería mediante anuncios, he dado de alta una página, llamada “Madrid en mal estado“, en la que he incluido publicidad. La idea de esta página no es empresarial, sino más bien reivindicativa y enfocada como un servicio social y para la Administración.

Madrid en mal estado

En esta página, hecha en Google Sites, se muestra un mapa de Madrid (en Google Maps, para que todo esté integrado) en el que se indican los lugares concretos en los que hay deficiencias en el estado, mantenimiento y mobiliario urbano de Madrid. El fin es tener una recopilación de estos defectos, para que el Ayuntamiento pueda subsanarlos. Así, la ciudad tendrá mejor aspecto y será más segura, puesto que muchos de estos defectos implican peligros, como escaleras en mal estado o socavones en el pavimento de las calles y se creará empleo, pues las empresas de reparaciones tendrán más trabajo. Como Madrid es muy grande, la idea es que sean los propios ciudadanos quienes informen de las incidencias que encuentren. También hay una categoría en la que las incidencias registradas no indiquen potenciales peligros, sino lugares abandonados o de aspecto muy mejorable.

Google Ad Sense

He incluido anuncios para ir jugando, poco a poco con Google Ad Sense, de forma que pueda configurar qué tipos de anuncios se muestran, el formato y, sobre todo, los ingresos que se pueden obtener, en un entorno real. En el futuro, iré comentando mis impresiones acerca de este servicio, que dice ser el que mejor remunera a los administradores de las páginas.

Me interesaría leer comentarios, críticas constructivas y recomendaciones de personas que ya tengan experiencia con Google Ad Sense. Por el momento, la página lleva tan sólo unos días en funcionamiento y ha tenido poquísimas visitas, debido al mal posicionamiento en buscadores y a la escasa difusión que le he dado, pero bueno, veremos a ver qué tal se da.

Revisión de resumen ejecutivo

Un resumen ejecutivo es un documento que describe, en una página, toda la información relevante del proyecto empresarial que se está desarrollando. La finalidad es captar la atención y despertar el interés del posible inversor, para que éste lea el plan de empresa completo. Por el momento, a mí me vale para empezar a centrar ideas y describir por escrito la idea de negocio y para comenzar, junto con un presupuesto realmente trabajado y un plan de marketing, el plan de empresa.

El caso es que le he enviado a una amiga, con intención de emprender, las tres ideas más firmes que tengo para desarrollar como proyectos serios. Las tres ideas son bastante innovadoras y poco habituales, por lo que el feedback de otras personas es muy importante para descartarlas o seguir adelante, profundizando en su desarrollo.

De momento, podemos nombrar los tres anteproyectos con los nombres en clave brotesverdes, BR y CE. Veremos a ver qué le parecen y qué cambios sufren.

Modelo de negocio: low cost

Este fin de semana he estado hablando con un amigo que tiene un amplio historial emprendedor. Le he consultado acerca de mi proyecto y, sin contarle de qué se trataría, me ha dicho que, hoy por hoy, con la incertidumbre que hay, su mejor consejo es que no pille los dedos con un gran préstamo ni muchos costes fijos.

Así las cosas, creo que tengo que enfocar el proyecto a algo parecido a como describen en la revista Emprendedores en su artículo Cómo crear tu negocio low cost. También he confirmado mi asistencia a uno de los próximos seminarios Soluciones “low cost” para tu empresa que ya comenté en la anterior entrada del blog. El curso está promovido por el Centro de Negocios La Gasca, en Madrid.

Tengo que recalcular las hojas de presupuesto que tengo hechas y orientar el proyecto mucho más hacia Internet, de forma que, en vez de utilizar la Red como una herramienta de márketing (página web, listas de correo), hacerla el centro del proyecto y, de esta forma, llegaré, además, al mundo entero, en vez de limitarme a Madrid y alrededores, lo que da muchísimo más valor al proyecto, debido a su propia naturaleza. Eso sí, es necesario, también, invertir más en publicidad y en que la página tenga un buen aspecto, además de la seguridad frente a hackers.

Twitter como herramienta empresarial

Uno de los primeros pasos que he dado ha sido registrar el usuario brotesverdes en Twitter. Por una parte, para que no me lo quiten y por otra, para centralizar ahí los contactos relacionados con el primer proyecto emprendedor que quiero poner en marcha y que de momento llamo “Brotes Verdes”.

De momento tan sólo adelanto que el proyecto va sobre una empresa rentable, que ayudará a otras empresas a pasar la actual crisis con mejor resultado y, una vez ésta se acabe (que se acabará… ¿no?) ayudará a las empresas que pasen su propia crisis o no tengan suficiente financiación. Y hasta ahí puedo leer. Si queréis saber más, http://twitter.com/brotesverdes

Lo primero: información

Aunque ya he estado en algún curso para emprendedores y en la carrera me formaron un poco en cuanto a gestión empresarial, siempre es positivo formarse e informarse más, por lo que he estoy buscando algunos cursos o seminarios a los que acudir. De momento he encontrado un par (sin esforzarme mucho aun):

Iniciado Madrid, 14 de abril: http://iniciador.com/madrid

http://www.emprendedores.es/crear_una_empresa/noticias/curso_para_emprendedores

Nueva etapa en la vida y en el blog

Cuando me dí de alta en Twitter como RR.PP. del Partido Pirata, ya hacía algún tiempo que me costaba escribir en el blog con regularidad. La escasa repercusión y feedback del blog ayudó a que mis entradas se fueran distanciando más y más en el tiempo. Ahora, me encuentro en un momento personal de cambio. La crisis y una gestión empresarial más orientada al campo financiero que al campo industrial está haciendo mella en mi actual “proyecto” profesional como trabajador por cuenta ajena, lo que me dirije, casi irremediablemente, a plantearme (de nuevo) emprende un proyecto de negocio. Son muchas las ideas que rondan mi cabeza. Algunas industriales, otras de servicios y casi todas compatibles entre sí.

Por otra parte, a pesar no llegar a ser ni un mindundi, ni un donnadie, me gustaría escribir mis memorias. Me da mucha pena que todo el trabajo que haga en esta vida y todas las filosofadas que para, por poco productivas que sean, vayan a servir para poco, por lo que, al menos, que sirva para que alguien, un tiempo después, pueda, aunque sea, intentar pasar el rato con su lectura, por poco amena que ésta sea.

Por todo esto, quiero relanzar el blog, aunque sea un poco, para ir escribiendo aquí mi experiencia en la formación de una nueva empresa. En breve espero contar lo que ya he ido preparando y ojalá a alguien le resulte medianamente interesante. Esta vez, utilizaré las redes sociales en las que tengo presencia para difundir un poco esta especie de subproyecto bitacórico. Sirva esta entrada para romper el “miedo a la entrada en blanco”.

El que lea esto, que no se corte, que escriba lo que le venga en gana en los comentarios, aunque no sea positivo y se escude en el anonimato.