Protesta el 29 de septiembre: día sin compras

Recientemente he recibido un correo de la asociación de defensa del consumidor FACUA que me parece muy interesante e inteligente. Se trata de protestar por la crisis y la gesitón que el Gobierno está haciendo de ella, precarizando las condiciones laborales y sin haciendo reformas que no convencen ni a los sindicatos, ni a los emrpesarios: Un día sin compras.

De esta forma, pretende conseguir varios objetivos:

Por un lado, pide el apoyo de la población en paro, de forma que se puedan sumar a la protesta, además de pudiendo acudir a las manifestaciones que se celebrarán en las principales ciudades.

Por otro lado, permite que las personas que no se atrevan o no quieran secundar la huelga, puedan hacer otro tip de protesta, además de la típica huelga.

Y, por supuesto, los que secunden la huelga, podrán protestar doblemente.

El pequeño matiz que FACUA añade a su protesta propuesta es que supone una alternativa a la huelga, una opción que muchos consideran caduca y que, en las actuales condiciones de crisis económica, tiene una penalización para el trabajador que la lleva a cabo, pues en muchas empresas ya se han reducido los salarios y los complementos, como para perder un día entero de paga. Por otra parte, es una crítica directa al sistema productivo actual, muy en la línea de FACUA.

La coherencia y los impuestos

Esta mañana, escuchaba la radio y han comentado la noticia de que un descendiente del dicatador Franco, está siendo investigado por estafar a Hacienda. Rápidamente, me he acordado de una idea que ya apuntaba en mi anterior entrada ¿Por qué en España no creemos en nosotros mismos?, hablando de nacionalismo español y de ser consecuentes con las acciones que se hacen. Precisamente, una de las acciones que creo que cualquier persona medianamente orgullosa de su país de be hacer es colaborar en la medida de lo posible con éste. Y eso implica pagar religiosamente los impuestos. Sin embargo, esos grandes empresarios y capitalistas que tanto se vanaglorian delorgullo nacional y que dicen Es-pa-ña, saboreando cada una de las sílabas son, en realidad, los que evaden impuestos, se llevan sus fortunas a paraísos fiscales, maquillan las cuentas de sus empresas a la hora de declarar beneficios, etc. etc. etc.

Si llegar a esos extremos, económicos y delictivos, el españolito de a pié también hace (hacemos) sus pinitos a la hora de ahorrarse unos duros y no pagar impuestos, que son para todos. Cuando hacemos una obra o una reforma en nuestra vivienda, poca gente paga los premisos de obra y un buen número pregunta al obrero si le puede facturar menos de lo que le paga, para reducir el importe del IVA, por ejemplo. Eso sí, luego nadie quiere pagar un peaje, ni que le cobren por aparcar en su barrio y todos queremos que la Seguridad Social sea gratuita, tener un buen paro, infraestructuras…

En resumen, coherencia.

España se va a pique y ninguno lo remediaremos

¿Cómo puede un país que está al borde de la ruina financiera y en una tremenda paralización de capital circulante salir de tan grande crisis? El Gobierno ha hecho una reforma laboral que no contenta, ni a sindicatos ni a empresarios. La oposición, ni está, ni se la espera. Los sindicatos han perdido una gran capacidad de convocatoria, pues llevamos dos años de crisis y es ahora cuando proponen hacer algo. Y los empresarios han demostrado no estar capacitados para provocar la salida de la crisis y tan sólo parecen dedicarse a salvar sus bienes, sin importarles perjudicar a los trabajadores que les han hecho ganarlos.

Sin embargo, queda un colectivo que parece dejarse al margen: los trabajadores. Los ciudadanos están decepcionados con Gobierno, Oposición, Sindicatos y Empresarios. Esa desconfianza no hace sino agravar la crisis. Los que tienen trabajo, temen perderlo y no quieren movilizarse. Los que están en el paro, no se van a movilizar por los que tienen trabajo y nada tienen que ver con ellos. Los funcionarios, desconfían de que vayan a conseguir algo y no quieren perder dinero y los que no son funcionarios, envidian a aquéllos y les da igual que pierdan derechos. Incluso, a sabiendas que los siguientes en sufrir recortes serán ellos.

Así las cosas, ¿qué posible solución podemos encontrar a la situación actual? Siendo pesimista, lo único que veo posible es emigrar a otro país. A un país en el que la gente, a persar de ser menos humana y menos hospitalaria, sea seria de verdad y luchen todos a una por defender sus intereses, dejando de lado su pequeñas rencillas y los elementos que, más que separarles, les diferencian. Porque hacer entender a 38.450.800 personas mayores de 16 años en España, que deben ponerse de acuerdo para luchar por la salida a la crisis, es imposible.

Mal futuro veo, si no somos capaces de arreglarlo nosotros mismos, porque, como dice un compañero mío, los ángeles salvadores pueden aparecer hasta en el último momento. O no.

Ayudar a reducir el spam y los virus enviando correos electrónicos

Hoy he recibido la enésima cadena de correos electrónicos de buena fe que termina siendo una inestimable ayuda para la difusión de virus y de spam. En este caso, eran las fotos de un joven expulsado de las Nuevas Generaciones del PP (Partido Popular) por aparecer en fotos con cadáveres de gatos muertos. Las intenciones de la persona que me lo ha enviado han sido las mejores. Hasta ha añadido su nombre y la ciudad en la que vive al final de la lista para hacer presión.

Sin embargo, aunque sis intenciones eran las mejores y por descontado que está consiguiendo difundir la mala imagen de esa persona y, en cierta medida, colabora con la protesta contra el maltrato de los animales, está consiguiendo algo bastante dañino, que es ya no sólo difundir su correo electrónico junto con su nombre y su ciudad de residencia, datos muy cotizados por las empresas especializadas en marketing, las que pagarían (y pagan) enormes sumas de dinero por conseguir en grandes cantidades, sino que está difundiendo los mismos datos de muchas más personas y, lo que es mucho peor aún, sin su consentimiento ni su conocimiento. Concreetamente, en la cadena que me llegó, en tan sólo 7 reenvíos, aparecen 137 direcciones de correo distintas. Y eso que en dos de esos cinco reenvíos no aparece más que la dirección del remitente, es decir, habían puesto todas las direcciones de los destinatarios ocultas, pero sin borrar las direcciones anteriores. Es decir, si no lo hubieran hecho, haciendo una media de direcciones por correo, en 7 reenvíos aparecerían 191 direcciones de correo electrónico distintas.

Unir nombre, correo electrónico y ciudad es cuestión de echarle un rato, o de hacer un programa que lo haga automáticamente. Una vez hecho, se venden los datos a empresas de dudosa ética o a crackers (hackers malintencionados) y el malhechor ya tendría dinerito limpio y en negro en el bolsillo.

¿Cómo evitar el uso malintencionado de las cadenas de correo electrónico?

Pues muy sencillo. Con tan sólo dos pasos (y un bonus si queremos ser cuasi perfectos) que retrasan un minuto escaso nuestro reenvío:

  1. Borrar TODAS las direcciones de correo electrónico que aparezcan en el correo que nos han enviado.
  2. Poner las direcciones de nuestros contactos en el campo “CCO” (Copia de Carbón Oculta), que impide que quien reciba el correo pueda ver las direcciones de a quién a parte de él se lo hemos enviado.

Nuestra dirección, lamentablemente, siempre será visible, hasta que no se implemente una opción de reenvío de cadenas de e-mails que haga que el programa que reenvía el correo borre las direcciones de correos anteriores.

Bonus para nota: Siempre puedes decirle a quien te reenvía un correo en cadena sin tomar las precauciones mínimas qué sucede si no lo hace. Yo lo hago habitualmente y he conseguido cambiar el modo de actuar de varios amigos. Por supuesto, puedes enlazar o copiar esta entrada del blog, sin ningún tipo de problema.

¡Se acabó Avaaz! Sois unos vendidos

¡Se acabó Avaaz! Hace ya un tiempo que me comprometí a no dar difusión a vuestras campañas, a pesar de seguir participando en ellas, enviando correos electrónicos si me parecían interesantes, pero lo que no estoy dispuesto a hacer es a mandar una felicitación a Obama por su Premio Nobel de la Paz, por haber mentido acerca del cierre de Guantánamo, ese lugar en el mundo en el que no existen los Derechos Humanos, ni las garantías de un Estado de Derecho, ni la más mínima ley.

No estoy dispuesto a enviar una felicitación a un Presidente que aumenta las tropas de la guerra de Afganistán, para seguir matando personas, me da igual que sean civiles, talibanes o soldados estadounidenses obligados a ir a luchar a una guerra que ni entienden, ni quieren entender; ni un Presidente que parece haber dejado de lado conflictos como el palestino, y la pobreza de continentes enteros.

No señor, no estoy dispuesto. Avaaz, sois unos vendidos aun presidente cuyo único mérito es haber nacido con un color oscuro de piel y ser inteligente.

Ensaladas Windows: 40€ la unidad

Alucino con las relaciones lógicas que algunas personas pueden llegar a hacer. Hace poco comentaba que me enervaba con la queja pública de los dirigentes de Leche Pascual en su último anuncio, quejándose de que la gente normal, al ir al supermercado habían dejado de comprar su producto “de marca” por marcas de leche de “marca blanca” con precios mucho más ajustados, cuando lo que tienen que hacer es reducir sus márgenes, su elevado tren de vida y repartir mejor sus beneficios, incluyendo con sus clientes.

Pues bien, ahora viene la Sra. María Garaña Corces, Consejera Delegada de Microsoft España, anunciando que el Windows que podrían llevar los ordenadores del proyecto Escuela 2.0 del Gobierno, llevará una licencia de Windows (se entiende que recontracapada y recortada, como es habitual en Microsoft en estos casos) que tendrá el coste, tan sólo, de una ensalada (no voy a entrar, ahora mismo, en una guerra entre Windows y GNU/Linux, porque el primero no tiene nada que hacer contra el segundo). Una ensalada es bastante barata. En cualquier restaurante normal cuesta entre 5 € y 10 €, más o menos. Me pareció un precio realmente ajustado para un Sistema Operativo. Sin embargo, no estamos hablando del mismo nivel de restaurantes. La Sra. Consejera Delegada de Microsoft España no se mueve en el mismo tipo de locales en el que lo hacemos la “plebe”. A ella le cobran, tranquilamente, 40 € por una ensalada (a saber qué le cobrarán por un solomillo), que es el precio que poco después ha confirmado. El caso es que, comprando licencias de Windows, estamos permitiendo que la Sta. Consejera Delegada de Microsoft España y, por extensión, el resto de la directiva, pueda seguir gastándose 40 € en una simple ensalada. Allá cada cual con su conciencia. Yo uso Ubuntu.

Avaaz: ¿manipulación y servilismo?

Desde hace más de un año, estoy suscrito a la lista de correo de difusión de campañas de una organización llamada Avaaz. He participado en la gran mayoría de sus propuestas y he difundido su mensaje a mi lista de contactos. Sin embargo, últimamente estoy tremendamente decepcionado con ellos. ¿El motivo? Sigue leyendo.

Continúa leyendo Avaaz: ¿manipulación y servilismo?

Correo de Amnistía Internacional: Tu ordenador tiene un precio elevadísimo

Tu ordenador tiene un precio elevadísimo der
izq
Foto noticia
Porque su fabricación es imposible sin coltan. Más de 30.000 niños y niñas matan y mueren en un conflicto que sacude África Central y cientos de miles de personas lo están pagando en estos días. Una de las causas: el control del coltan.

Te preguntarás ¿qué es el coltan y por qué puede convertir niños y niñas en soldados?

Coltan es la abreviatura de columbita y tantalita, dos minerales que unidos los hace imprescindibles en la fabricación de teléfonos móviles, ordenadores… y, ante un mercado gigantesco, la República Democrática del Congo posee el 80% de las reservas mundiales.

Lejos de llevar prosperidad al país, es parte del origen de un conflicto que amenaza con ser eterno. Gran parte de los ingresos de la venta de coltan han servido para comprar armas, que llegaron generosamente a los ejércitos y milicias desde Estados Unidos, Bélgica, Francia, Alemania y China, entre otros.

¿El resultado? Una guerra en la que ya han muerto casi 5 millones d e personas, más de 350 mujeres y niñas son violadas cada mes, hay casi 2 millones de desplazados, y unos 7.000 niños y niñas combaten como soldados.

Se les saca a la fuerza del colegio o de sus casas. Reciben malos tratos, torturas, son violados y obligados a violar y a asesinar. Y te queda oír lo peor: en la región de Kivu, la mitad de los menores que habían sido desmovilizados han vuelto a ser reclutados. Su experiencia les convierte en reclutas valiosos y les pone en especial peligro. Y todo para que en los países desarrollados podamos hablar por el móvil o escribir un e-mail.

¿Cómo poner fin a esta situación? No voy a pedirte que tires tu ordenador, sino todo lo contrario: utilízalo para ayudar a las víctimas de este conflicto. Habrás hecho mucho por frenar esta masacre si te sumas a la petición de Amnistía Internacional al Gobierno de la RDC. Y estarás haciendo mucho más si aportas un donativo para nuestras campañas.
Pero, si te unes a Amnistía Internacional, prácticamente estarás haciendo cuanto está en tu mano para que ningún niño tenga que dejar de serlo por nuestro bienestar. Gracias por utilizar tu ordenador para conseguir que su fabricación no resulte tan cara.

Esteban Beltrán
Director
Amnistía Internacional – Sección Española

Suspensión de pena de muerte para menores en Irán

Acabo de recibir un correo de Amnistía Internacional con una muy buena noticia y muy esperanzador para todo el activismo digital pro Derechos Humanos: Gracias a la colaboración y a la presión ejercida por miles de personas en todo el mundo, Irán ha anunciado que eliminará la pena de muerte para los menores. Esta noticia es muy importante ya que, demostra que cada vez está más cerca esa utopía de modelo social en la que una sociedad en la que las personas o, mejor dicho, una sociedad correctamente informada y educada, en conjunto, puede llegar a coseguir, mostrando a los dirigentes, que muchas veces pierden la visión de la realidad y deja de ver personas para pasar a ver seres inanimados y amenazas potenciales, que la sociedad tiene mucho que decir y que les controla de cerca, para que el poder que les han otorgado no sea utilizado en contra del bien común.

Por supuesto, esta no es la única acción que ha conseguido resultados gracias a la colaboración de la Red, pero sí que es una de las más importantes. Finalmente, desde esta humilde bitácora, quiero felicitar a Amnistía Internacional y a todas las personas que han colaborado con ellos y, sobre todo, darles las gracias a ellos por su constante trabajo en defensa de tod@s nostr@s.

Para participar en acciones de Amnistía Internacional por Internet: http://www.es.amnesty.org/actua/ciberacciones/