Programas libres para Windows

En casa siempre suelo usar GNU/Linux, pero a veces me veo obligado a utilizar Windows, sobre todo en la oficina, o en ordenaores de amigos o familiares que no quieren pasarse a GNU/Linux. Por ello, he decidido hacer una página en este blog en la iré listando enlaces a los programas y herramientas libres que vaya necesitando y que más me gusten, para que quien se vea en una situación parecida, pueda utilizarlos como recomendaciones.

La página se llama Programas libres alternativos par Windows.

Simyo apoya (tímidamente) a GNU/Linux

Las últimas entradas en el blog vienen tratando del mismo tema, pero es que lo que me he encontrado hoy ha sido bastante curioso e interesante. Resulta que Simyo anuncia un (en principio) tímido soporte a GNU/Linux. Gente de la comunidad del Software Libre ya les han hecho una crítica constructiva, dándoles más información de la que ellos habían conseguido por sus propios medios y haciéndoles caer en la cuenta de que la mayoría de las distribuciones de GNU/Linux más actuales soportan de instalación su conexión y sus módems.

Sin emabrgo, creo que es muy importante que empresas de cierta importancia como es Simyo comiencen a dar un cierto soporte y apoyo a GNU/Linux y a los usuarios de Software Libre. Por otra parte, es un movimiento que veo no sólo normal, si no necesario, porque en los foros de Software Libre se habla bastante las tarifas de datos de Simyo como posibilidades muy interesantes para conectarse a Internet en movilidad, con lo que bastantes usuarios de sus tarifas de datos debemos ser usuarios de Software LibreEl aceptable número de comentarios y referencias que hay en la entrada lo demuestra.

Cómo favorecer que se programe más para GNU/Linux

Hace algún tiempo, hablé acerca de por qué es conveniente registrarse como usuario de Linux. Hoy estaba viendo juegos para ordenador por Internet y me he encontrado con una gran dificultad que tenemos los usuarios de GNU/Linux: que prácticamente la absoluta totalidad de las grandes producciones de juegos del mercado están desarrollados exclusivamente para sistemas operativos Windows. Con lo que no puedes independizarte completamente de estos sistemas cerrados y caprichosos si no estás dispuesto a renunciar a tus mejores juegos. Es cierto que algunos funcionan gracias a Wine o similares, pero no se puede comparar el utilizar un programa intermedio con utilizar el programa nativo en el propio sistema operativo. Te ahorras errores y, normalmente, el programa va más fluido; lo cual, en el caso de los juegos es muy importante.

Por otra parte, me acordaba de un reportaje sobre la investigación en cultivos que vi también hace unos meses, en los que un investigador de una plantación en Almería. El reportero le preguntaba por qué los tomates que se compran en los supermercados, los cuales muchos vienen de estos invernaderos, tienen tan buen aspecto, pero no saben a nada. Y el investigador respondió lo más claramente que se puede decir: porque la gente los pide. Si la gente empieza a pedir que no tengan tan buen aspecto, pero que sepan mucho mejor, investigaremos en la línea del sabor. Mientras pidan que tengan un buen aspecto, seguiremos investigando en la línea del buen aspecto”. Es decir, la ley de la oferta y la demanda.

Si aplicamos esta idea a los juegos de ordenador, o a cualquier otro programa, entenderemos que, como usuarios/consumidores, cuanto más pidamos que se desarrolle software para plataformas GNU/Linux, más software se desarrollará para estas plataformas. Si seguimos utilizando software para Windows, se seguirá desarrollando para Windows. Por este motivo, he escrito hace unos minutos a una de las principales empresas distribuidoras de videojuegos en España, para preguntarles si tienen, o planean tener un juego en concreto que me atrae sobremanera, preparado para correr en GNU/Linux. Con mi consulta única no conseguiré nada, pero si hubiera un gran número de consultas similares, estoy completamente seguro de que, al menos, se plantearían hacer la prueba de portar algún videojuego y, si saliera suficientemente bien (es decir, si les reportara suficientes beneficios), pasarían a editar más juegos para estos sistemas operativos. A continuación, un texto modelo del que he enviado:

Hola,

Me llamo XXX y soy usuario de GNU/Linux. Me pongo en
contacto con ustedes para preguntarles si es posible
utilizar su juego/software XXX en un sistema operativo
GNU/Linux, dado que no dispongo de ningún PC con Windows
original y no querría pagar el elevado importe de éste
únicamente para poder acceder a su software. En caso de
que no sea así, también quisiera saber si planean editar
sus programas en un futuro, con compatibilidad con
sistemas operativos GNU/Linux y así no discriminar a sus
cada día más usuarios.

Muchas gracias.

P.D.: Una nota para los desarrolladores de software que sólo editan para plataformas Windows y Mac: ¿No habéis pensado que, si desarrollárais para plataformas libres y gratuitas, favoreceríais que vuestros clientes se ahorraran una buena cantidad de dinero, si tan sólo necvsitan Windows o Mac para jugar a vuestros juegos?

http://www.alternate.es/html/categoryListing.html?cat1=35&cat2=101&cat3=999&cat1=47&cat2=101&cat3=999&tn=SOFTWARE&l1=Sistemas+operativos&l2=Versiones+completas&

Los peligros del software cerrado

Tux, el la mascota de Linux, particularizado para la distribución Ubuntu

En otras entradas de este blog ya he hablado de lo interesante que es el software de código abierto frente al software de código cerrado. Y, si es software libre, mejor aun, porque te permite adaptarlo a tus necesidades, respetando la autoría de quien lo ha hecho. No voy a profundizar en el tema, puesto que hay muchísimo escrito al respecto en la Red.

Tan sólo quiero poner un ejemplo de por qué es importante elegir con cierto detenimiento un programa a utilizar, tanto para una empresa como para un usuario particular. Ha saltado a los medios de comunicación la noticia de una empresa que se dedicaba a desarrollar programas para pymes que incluían en el código de dichos programas, una función que producía, pasado un cierto tiempo, errores en el funcionamiento del programa. De esta forma, el usuario se veía obligado a llamar al Servicio Técnico, por el cual cobraba la empresa desarrolladora.

¿Qué se puede hacer para evitar este auténtico acto de piratería? Lo más fiable es utilizar programas de software libre con reconocimiento. Para la gran mayoría de aplicaciones de oficina existen este tipo de programas. Tan sólo hay que buscarlos un poco o preguntar. Y existen muchas empresas que hacen labores de consultoría y Servicio Técnico para herramientas de Software Libre. Así, conseguiremos ahorrar, por un lado, en licencias de software y, por otro, en Servicio Técnico. Podremos reducir los costes fijos y de establecimiento de nuestro proyecto empresarial.

Carta del Partido Pirata a la pequeñas y medianas empresas de Zaragoza

Microsoft se propone visitar mil pymes de la ciudad de Zaragoza dentro de una campaña destinada a una serie de objetivos:

1. Ofrecer a estas empresas un servicio de inventariado de software que les ayude a gestionar mejor sus activos de software y de este modo optimizar sus inversiones.

2. Concienciar a estas empresas sobre la necesidad de estar al día y conocer el estado de las licencias del sofware utilizado, tanto por la importancia de respetar la ley como por la necesidad de tener legalizado su software para garantizar su adecuada actualización, siendo ambos factores claves para el buen funcionamiento de una empresa.

3. Concienciar sobre la importancia de la adecuada gestión de los contratos de licenciamiento, migraciones y actualizaciones de software, iniciativas de ‘refresco’ tecnológico, mantenimiento y eliminación de equipos obsoletos, gestión de alquileres y renting, auditorias de tecnologías de la información, compras y adquisiciones.

4. Concienciar sobre los presuntos perjuicios que, para la economía aragonesa, supone la utilización de software sin licencia.

5. Recomendar que los ordenadores sean adquiridos en los establecimientos designados por Microsoft.

En relación a dicha campaña el Partido Pirata desea exponer los siguientes hechos:

– Los representantes de la empresa Microsoft no son inspectores autorizados por ninguna administración pública para exigir información a las empresas visitadas. Estas empresas, por lo tanto, no tienen ninguna obligación de facilitar información alguna a Microsoft, ni sobre el software utilizado ni sobre el estado de sus licencias.

– Los sistemas operativos libres suelen incluir sistemas para tener inventariado en todo momento el software instalado, así como las nuevas versiones disponibles y abundante información sobre todo este software. Al tratarse de software libre las licencias están, también, permanentemente legalizadas en todo momento sin necesidad de pagar nada ni por las licencias ni por la gestión del software. Alguna de las empresas que recomienda Windows 7 vende, al mismo tiempo, equipos con software libre diciendo que una de las ventajas del código abierto es que ofrece una mayor fiabilidad y flexibilidad, además de actualizaciones y reparaciones más rápidas y menos costosas.

– La actualización del software de Microsoft puede ocasionar beneficios, pero también importantes perjuicios, a las empresas:

  • El software de Microsoft mas actual exige, también, el hardware mas actual: actualizar el software de Microsoft obliga a menudo a comprar nuevos equipos informáticos, como ocurrió con la llegada del Windows Vista, cuyos requerimientos tecnológicos dejaron obsoletos a muchos equipos que habían funcionado perfectamente con Windows XP, incluyendo a algunos con la etiqueta Windows Vista(TM) Capable. Windows 7 pretende superar el fracaso comercial de Windows Vista, pero no rebaja los requerimientos técnicos.
  • Al realizar el cálculo del presunto perjuicio que el software sin licencia ocasiona a la economía aragonesa Microsoft supone que se utiliza software sin licencia por valor de 18 millones de euros, y que por lo tanto la economía aragonesa ha perdido la oportunidad de hacer negocio por esos mismos 18 millones de euros. No se tiene en cuenta que la mayor parte de este software puede ser sustituido (si no lo ha sido ya) por software libre a coste cero, permitiendo un ahorro a la economía aragonesa que podría alcanzar esos citados 18 millones.
  • Toda empresa es libre de adquirir su hardware y su software a través de los canales de distribución que estime oportunos, distribuyan o no productos de Microsoft.

Un saludo.
Partido Pirata

Postdata: solicitamos la ayuda de los internautas en general, y de los bloggers en particular, para lograr la máxima difusión de esta carta entre las pymes de la ciudad de Zaragoza. Muchas gracias.

Ensaladas Windows: 40€ la unidad

Alucino con las relaciones lógicas que algunas personas pueden llegar a hacer. Hace poco comentaba que me enervaba con la queja pública de los dirigentes de Leche Pascual en su último anuncio, quejándose de que la gente normal, al ir al supermercado habían dejado de comprar su producto “de marca” por marcas de leche de “marca blanca” con precios mucho más ajustados, cuando lo que tienen que hacer es reducir sus márgenes, su elevado tren de vida y repartir mejor sus beneficios, incluyendo con sus clientes.

Pues bien, ahora viene la Sra. María Garaña Corces, Consejera Delegada de Microsoft España, anunciando que el Windows que podrían llevar los ordenadores del proyecto Escuela 2.0 del Gobierno, llevará una licencia de Windows (se entiende que recontracapada y recortada, como es habitual en Microsoft en estos casos) que tendrá el coste, tan sólo, de una ensalada (no voy a entrar, ahora mismo, en una guerra entre Windows y GNU/Linux, porque el primero no tiene nada que hacer contra el segundo). Una ensalada es bastante barata. En cualquier restaurante normal cuesta entre 5 € y 10 €, más o menos. Me pareció un precio realmente ajustado para un Sistema Operativo. Sin embargo, no estamos hablando del mismo nivel de restaurantes. La Sra. Consejera Delegada de Microsoft España no se mueve en el mismo tipo de locales en el que lo hacemos la “plebe”. A ella le cobran, tranquilamente, 40 € por una ensalada (a saber qué le cobrarán por un solomillo), que es el precio que poco después ha confirmado. El caso es que, comprando licencias de Windows, estamos permitiendo que la Sta. Consejera Delegada de Microsoft España y, por extensión, el resto de la directiva, pueda seguir gastándose 40 € en una simple ensalada. Allá cada cual con su conciencia. Yo uso Ubuntu.

¿Ha muerto Windows?

Acabo de leer en 20 minutos una noticia que, a priori, puede parecer muy positiva (al menos, para todos los que creemos en la filosofía del software libre y que no nos gusta Windows ni las formas de microsoft) y se titula “Microsoft acerca el fin de Windows”[1]. Sin embargo, parece que, simplemente, alguien ha sido capaz de pensar en Microsoft y ha visto que el Sistema Operativo de escritorio, tal y como lo han impuesto ellos durante un par de décadas se haya cerca de su fin, en favor de un Sistema Operativo que acerque la experiencia del usuario mucho más a Internet, y no sólo mediante el navegador web para ver páginas. Esto es, en realidad, algo que el resto de Sistemas Operativos llevan haciendo varios años, pero la gente de Redmon, siempre llega tarde. Desde mi punto de vista, este no es más que un intento por parte de Microsoft de continuar controlando el mundo de la informática y las nuevas tecnologías, algo que, creo, se le ha escapado de las manos, por lo que en las próximas décadas veremos cada vez menos Windows y Midoris (el nuevo S.O. que prepara Microsoft) y más alternativas, ya sean libres o no.

[1]: http://www.20minutos.es/noticia/462431/0/midori/windows/microsoft/

Páginas que venden o permiten descargar software libre con malware

Hace tiempo que llevo con esta idea en la mente:  ¿qué pasa si a algún listillo se le ocurre modificar las fuentes de un programa de software libre para incluir algún tipo de programa espía o troyano, compilarlo y distribuirlo haciéndolo pasar como original? Es algo perfectamente posible y el único impedimento es la forma de redirigir a los usuarios hacia tu programa en vez de hacia la versión oficial sin manipular. También había podido ver cómo al hacer una búsqueda por algunos programas libres te aparecen páginas un tanto extrañas, como si se hicieran pasar por la empresa o fundación que hace el programa original, aunque directamente las había ignorado, por si acaso.

Parece ser que no soy el único que se ha planteado esto, sino que gente sin escrúpulos y con ganas de aprovecharse de los demás también lo ha hecho, favoreciendo la proliferación de versiones de programas con bichos dentro, ya que alguien que se haya descargado esa versión manipulada, se la ha ido pasando a otras personas que han confiado en él. Me es conocido un caso en el que alguien se descargó un CD de Windows por P2P y se encontró con que el rendimiento era bajo y resultó tener agregados poco agradables (virus, simplificando). Por eso siempre recomiendo software original, ya sea libre o privativo. Además, para descargar algo, no basta con que cualquiera te diga qué es, sino que debes asegurarte de dónde estás descargando las cosas. Y no pasa nada por pedir ayuda a alguien que tiene más conocimientos en el campo que tú mismo.

Por otra parte, me parece bastante feo la actitud de los proveedores de servicios de anuncios, que no controlan la ilicitud de los anunciantes, no sólo en este caso, sino en muchos más, demostrando que están más interesados en el dinero y la comodidad que en dar un servicio por el cual sus clientes se sientan seguros. En este caso, la mano ancha (que no sólo manga) es de Google.

La razón por la que no instalo software privativo a conocidos y familiares es, algunas veces, porque no tienen licencias de esos productos y no me parece bien que se aprovechen del trabajo de los demás y, por otro lado, porque si ya pagan por la licencia, ¿por qué no pagan también para que se lo instalen y se la mantengan? Si ni ellos ni yo vamos a obtener beneficio, yo no voy a colaborar en que una empresa perpetúe su poder sobre las personas, sus herramientas y sus comunicaciones.

Entrada generada a raíz de lo leído en barrapunto.

Windows pierde el umbral del 90 % de cuota de mercado

Dicen por ahí que los ordenadores con Windows caen por debajo del 90 % de cuota de mercado, debido a la subida de Mac OS de Apple y, en menor medida, de GNU/Linux y otros sistemas operativos. En sí misma, no es una gran noticia, ya que significa la continuidad el monopolio de Microsoft continua, pero significa un paso muy positivo que, sumado a la baja aceptación general que ha tenido Windows Vista, nos hace pensar que en unos años, ese monopolio llegará a romperse. Las previsiones de Apple son crecer hasta el 10 % de cuota de mercado en no demasiado tiempo. Esto, unido a la difusión de “netbooks” (ordenadores portétiles de bajo coste) con sistemas operativos basados en GNU/Linux, y la notable difusión que están teniendo algunas distribuciones, que están facilitando enormemente el salto a usuarios indecisos (como yo hace un par de años), además de las pocas novedades y notables decepciones por parte de Microsoft, es lo que está favoreciendo que los usuarios lo abandonen. Además, me atrevo a decir que, en algún momento, posiblemente desde la unión Europea, debido a que tanto Microsoft como Apple son empresas estadounidenses, mientras que algunas empresas con distribuciones GNU/Linux, como madriva, son europeas, se terminará por normalizar que el usuario/consumidor deba tener libertad para elegir el sistema operativo con el que quiere que funcione su equipo. Un derecho que me parece suficientemente importante hoy en día, en la sociedad de la información, como para que se hubiera establecido ya.

Microsoft y las molestias causadas a las copias ilegítimas de Windows

Por fin, Microsoft parece haberse atrevido a dar el paso de tomar represalias reales contra usuarios que no tienen instaladas copias legítimamente adquiridas de su sistema operativo o su paquete de ofimática. Es decir, Microsoft está intentando que los usuarios que tienen sus productos instalados de forma que no hayan pagado por la licencia, pasen a pagar por dicha licencia, persuadiéndoles por medio de la modificación automática del fondo de pantalla del ordenador y cada hora, abriendo una ventana en la que se recuerda al usuario debe pagar por adquirir una licencia para usar los programas. Se supone que pagando por la licencia se acabarán las molestias, pero es posible que algunos usuarios que hayan pagado pero que el proceso de registro de la licencia haya fallado, sufran las mismas molestias. Recordemos que, al poco de comenzar a vender masivamente Windows Vista, una actualización reconoció a la gran mayoría de las licencias instaladas como no registradas, bloqueando parte de las funcionalidades en miles de ordenadores con licencia comprada.

Esta “campaña publicitaria” está teniendo lugar en China, donde al rededor del 90 % de los que ordenadores utilizan software de Microsoft lo hacen sin pagar por la licencia (En España la cosa no debe andar muy lejos de esa cifra, pero no somos un país con 1.300 millones de personas, por lo que no les interesa tanto).

Personalmente, a mí me parece genial. Es el impulso que las alternativas a Microsoft necesitaban. ¿De verdad alguien va a aguantar que le cambien el fondo de escitorio o le den la tabarra cada hora con ventanitas, pudiendo desinstalar Microsoft Office e instalar OpenOffice.org en su lugar? ¿De verdad alguien va a aguantar una molestia cada hora en lugar de molestarse en formatear sus discos e instalar una GNU/Linux, un BSD o un MacOS? Desde mi punto de vista, hay que tener una enorme dependencia de Microsoft para hacerlo. ¿Veremos cómo desciende el uso de los programas de Microsoft en China y van aumentando otros, principalmente los libres, para evitar que se repitan situaciones parecidas? Espero que sí.

Visto en Diario TI.