La DGT no está preparada para informar en caso de complicaciones

El viernes pasado, gran parte de España sufrió grandes complicaciones por culpa de las grandes y generalizadas nevadas que tuvieron lugar por todo el país. Tanto es así, que en Madrid llegó a haber, en plena hora punta, 390 Km de atascos y se cortaron carreteras tan importantes como la M-45, la A-1 ó la a A-2.

Por todos es sabido que en España no estamos acostumbrados a este tipo de condiciones climatológicas. En la mayoría de los países situados al norte de los Pirineos, se partirían de risa viéndonos uno de estos días. Hace pocos años, hubo otra nevada que hizo que miles de personas se pasaran unas buenas horas parados en el la Autovía de Burgos. Los sucesivos Gobiernos no ponen los medios suficientes para solucionar estas incidencias extraordinarias que se producen casi todos los años.

Sin embargo, cuando se producen este tipo de situaciones extraordinarias, que desbordan las capacidades normales de las Administraciones, cada responsable de cada servicio público debe tratar de que su servicio siga pudiendo ser utilizado, con lo que el conjunto, seguramente obtenga una usabilidad aceptable. En concreto, quiero hablar del extraordinariamente mal servicio que dio la página web de la Dirección General de Tráfico que, lejos de resultar de ayuda por ser el lugar de referencia para informarse sobre el tráfico, no pudo más que colapsarse y, en el mejor de los casos, presentar una información atrasada.

Este servicio, que es precisamente en estas situaciones cuando adquiere su gran valor, mostrando prácticamente en tiempo real las incidencias en la circulación y las imágenes de las cámaras que hay instaladas en muchos puntos de las principales carreteras, estaba colapsado. Algo que se podría solucionar, con un contrato con la empresa que provee los servicios de alojamiento que permita responder ante situaciones como la del viernes, de extrema demanda (que conste que no deber ser tan sencillo como parece, pero no soy técnico en la materia, aunque sé que es posible). Es inaceptable, para un país que se considera a sí mismo desarrollado y que dice estar inmerso en la Sociedad de la Información o en la Era de la Tecnología la mala respuesta de las administraciones públicas en situaciones críticas que no permitan a los ciudadanos informarse siquiera de qué camino escoger para volver a su casa y no quedarse atascados en la nieve.

Una auténtica vergüenza. He tratado de ponerme en contacto con el webmaster de dgt.es y la página que aparece en http://dgt.es/portal/es/contacto/ da el siguiente mensaje: “Esta sección no está disponible en estos momentos. Disculpen las molestias“. En cuanto esté operativa, les enviaré un correo quejándome por este asunto.