Mi carta a los parlamentarios españoles en el Parlamento Europeo

Estimados Sres/as. que ejercen mi derecho de representación en el Parlamento Europeo:

Me dirijo a ustedes con la intención de hacerles llegar mi profunda preocupación acerca del peligroso cariz que está tomando la reciente política europea en materia de cultura.

Lejos de defender las culturas europeas, concretamente la española, de potenciar nuestras lenguas, nuestra literatura, de difundir nuestras artes escénicas y de favorecer la formación de nuevos creadores, así como de defender la colectividad de nuestro país, ustedes están colaborando con una corriente que quiere censurar la libre circulación de conocimiento y contenidos culturales, cuyo acceso es un derecho reconocido en el Artículo 22 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Me pongo en contacto con ustedes, para rogarles, para pedirles, para exigirles que, como mis representantes legítimos en el Parlamento Europeo, que escuchen a todos los ciudadanos, a todas las personas, españolas y de otros países, que gritamos al unísono que queremos una Europa en la que la cultura sea realmente un bien universal y no un mero bien mercantil. Que todas las personas puedan acceder a las geniales creaciones que nuestros conciudadanos ponen nuestra disposición, para así poder alcanzar grados de desarrollo humano intelectual mayores. Que me permitan compartir mis propios contenidos culturales, ya que, en la sociedad actual, todas las personas somos creadoras y tenemos el derecho y la obligación moral de compartir nuestro talento con los demás. Igualmente, quiero que legislen para permitir a los autores y creadores que así lo quieren, gestionar sus propios derechos, con un grado de libertad inmensamente mayor al actual, regido casi en exclusividad por empresas disfrazadas de entidades sin ánimo de lucro.

Sres/as representantes del pueblo español en el Parlamento Europeo: es el momento de ser valientes, de decir NO a un grupo de presión con medios anticuados, que no quiere sino el estancamiento de la sociedad europea y mundial, impedir el desarrollo humano de las personas, mientras obtiene de ellas todo el beneficio económico posible, bajo las falsas justificaciones de proteger al indefenso, a quien luego dejan abandonado en cuanto les solicita su ayuda.

Por favor, lean, infórmense, escuchen al pueblo y actúen en consecuencia, según su moral y su ética les rigan la conciencia.

Ignacio Blanco Gómez
Coordinador del Comité Sectorial de Relaciones Públicas
Partido Pirata

Para mandar tu propia carta, puedes hacerlo desde el sistema Xmailer que Hacktivistas pone a disposición para tal fin.