La coherencia y los impuestos

Esta mañana, escuchaba la radio y han comentado la noticia de que un descendiente del dicatador Franco, está siendo investigado por estafar a Hacienda. Rápidamente, me he acordado de una idea que ya apuntaba en mi anterior entrada ¿Por qué en España no creemos en nosotros mismos?, hablando de nacionalismo español y de ser consecuentes con las acciones que se hacen. Precisamente, una de las acciones que creo que cualquier persona medianamente orgullosa de su país de be hacer es colaborar en la medida de lo posible con éste. Y eso implica pagar religiosamente los impuestos. Sin embargo, esos grandes empresarios y capitalistas que tanto se vanaglorian delorgullo nacional y que dicen Es-pa-ña, saboreando cada una de las sílabas son, en realidad, los que evaden impuestos, se llevan sus fortunas a paraísos fiscales, maquillan las cuentas de sus empresas a la hora de declarar beneficios, etc. etc. etc.

Si llegar a esos extremos, económicos y delictivos, el españolito de a pié también hace (hacemos) sus pinitos a la hora de ahorrarse unos duros y no pagar impuestos, que son para todos. Cuando hacemos una obra o una reforma en nuestra vivienda, poca gente paga los premisos de obra y un buen número pregunta al obrero si le puede facturar menos de lo que le paga, para reducir el importe del IVA, por ejemplo. Eso sí, luego nadie quiere pagar un peaje, ni que le cobren por aparcar en su barrio y todos queremos que la Seguridad Social sea gratuita, tener un buen paro, infraestructuras…

En resumen, coherencia.

El rascacielos de la SGAE

Somos muchas las personas que nos hemos preguntado a qué dedicará la SGAE la ingente cantidad de dinero que va a recaudar desde el 1 de julio con el tremendo canon digital que nuestro Gobierno de España ha aprobado recientemente. Pues bien, además de a otras cosas oscuras que no nos quieren decir, van a construir un rascacielos entero en la ciudad de Valencia, que alquilarán a la empresa Berklee estadounidense de creación musical, de la que, oh maravilla, oh sorpresa es consejero el Presidente Ejecutivo de la Sociedad de Autores, Eduardo “Teddy” Bautista. Muchos son los artistas españoles que se preguntan por qué en vez de invertir ese dinero a becas y subvenciones a nuevos músicos o a la mejora de los actuales, como dijeron que harían, lo dedican a sacar pasta por medio de una sociedad estadounidense, que ni pincha ni corta en España y que dará una buena clavada a los que se quieran formar en sus clases, haciendo más difícil llegar a ser artista, en vez de dar apoyo a la creación, además de perjudicar a las actuales escuelas españolas que llevan muchos años trabajando y formano nuestros artistas. Ahora resulta que el canon no solo es un impuesto recaudado por una entidad privada sin auditar desde hace diez años, sino que también va a servir para sacar dinero de nuestro país para el beneficio de los Estados Unidos. Claro, como están pasando una crisis tan grave, habrá que ayudarles, porque nosotros sólo tenemos una moderada deceleración.

Y “Evaristo“, ¿no tiene nada que decir al respecto?