Película: El Incidente

El Inicidente, o como sacar lo peor de cada actor. Esta es una película que dista de lo que se puede considerar, ni mucho menos, como cine de calidad. En realidad, tiene pinta más bien de cine de serie B, con su repetitiva historia casi de zombies que se deja en el aire toda la explicación de lo que sucede. Al principio parece que va a haber ciencia, ya que dos de los protagonistas son profesores de universidad, pero lo más científico que hay es la frase

– “Te diré un porcentaje para que te quedes tranquilo… hummm – el personaje piensa en el primer número del 1 al 100 que se le viene a la cabeza- existe el 75 % de probabilidades de que no pase nada.

Un mal intento de mostrar lo que las personas sentirían en caso de un supuesto ataque vegetal-terrorista en la costa Este de los Estados Unidos ante el que no se puede hacer nada, sobre todo porque se van cambiando las condiciones en las que se producen “los incidentes” durante toda la película, aparte de no tener nada que ver la supuesta explicación científica, una toxina que inhibe la autodefensa, con lo que hacen los afectados, que es suicidarse como auténticos esclavos muertos vivientes. Eso sí, tenemos un intento de patético sentimentalismo y patriotismo estadounidense, aprovechando que “el incidente” parece un ataque terrorista. Sin embargo, ¿cómo pretendes mostrar los sentimientos de los personajes si se pasan toda la película con la misma cara? Epero que Mark Wahlber se haya llevado un buen fajo de billetes a nuestra costa, porque esta actuación no es como para ponerla en el currículum. Ni la de los demás personajes. La mejor actuación, la de la vieja del final, que no es más que un personaje secundario. La película no llega a transmitir absolutamente nada; quizá un susto muy típico y fácil en un momento determinado. No es que te pases los 90 minutos deseando salir del cine, pero cuando sales, tienes la sensación que podías haber conseguido más si hubieras visto un torneo de sumo en versión original y sin subtítulos, siempre que tu nivel de japonés sea como el mío: nulo. No llegas a coger cariño a los personajes, luego te da igual que mueran o sobrevivan felices para siempre. Por lo menos el tiempo se pasa rápido. Eso sí, tiene un final feliz, descabellado por la forma en la que se resuelve, pero feliz. En fin, no la recomiendo.